Single Blog

Marco legislativo internacional para la defensa de la infancia

Marco legislativo internacional para la defensa de la infancia

Paula Ruiz González

La violencia hacia la infancia ha sido y es, uno de los principales problemas a atajar en la sociedad. Los esfuerzos centrados en políticas de protección no pueden ser eficaces sin el apoyo de una nueva cultura, la del buen trato que debe ser reforzado en las entidades sociales.
En un primer momento el menor busca esa seguridad en la familia pero cuando los
mecanismos de protección fallan por motivos socioeconómicos o educativos (modelos
permisivos o agresivos; falta de tiempo para la crianza de los hijos…) las asociaciones, junto a la escuela, se conforman como principales agentes socializadores.

Las entidades que trabajan con menores tienen el objetivo principal de salvaguardar su integridad física y enseñar modelos de relaciones positivas, siempre desde el respeto y la
confianza. Es por ello que para asegurar que esto se cumpla, la creación de un sistema que lo ampare es primordial.

La infancia es uno de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad, la protección de estos ha sido un objetivo de muchas de las políticas de bienestar internacionales, desde la ratificación de los derechos del niño en 1989 por la ONU.

Desde la antigüedad hasta el primer cuarto del siglo XX, no se habían reconocido derechos de la infancia ya que ni siquiera existía una concepción de niño sino que eran considerados personas adultas pequeñas y por tanto, tampoco se especificaban las responsabilidades de las personas adultas con los menores.Tuvieron que pasar años para poder considerar a la infancia como sujetos sociales y seres con concepciones morales.

Es en 1924 con la Declaración de Ginebra sobre derechos de los niños cuando se produce un acuerdo común en materia de infancia. Esto surge a raíz de la primera guerra mundial,que dejó como víctimas a miles de niños y donde se crea un primer marco de protección básica del menor. Aquí se recogen aspectos como el cuidado de los menores con discapacidad o el derecho a recibir ayuda en situaciones de emergencia pero la concepción de esta primera declaración deja en el fondo una visión cuidadora, no encaminada a reforzar la dignidad y posicionamiento social de la infancia que permitan desarrollar sus capacidades y habilidades.

Muchos años más tarde, la Asamblea General de las Naciones Unidas (1959, pp 141) a “fin de que este pueda tener una infancia feliz y gozar, en su propio bien y en bien de la sociedad” decide ampliar e introducir modificaciones en la declaración de Ginebra.

La Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, tiene como fin completar y ratificar la creada en 1959 y reconocer integralmente al niño como sujeto social, delimitando el concepto de niño o menor hasta los 18 años. Esta convención ha conllevado un gran avance en materia de derechos humanos para el colectivo de la infancia y que debe respaldar las políticas y legislaciones de todos los países con el objetivo de lograr mejorar las condiciones de vida de los menores.

Todos estos acuerdos internacionales han conseguido que los países se vayan comprometiendo en esta materia y comiencen a incluir medidas para la protección de los menores, convirtiéndose aparentemente en un colectivo cuidado y protegido pero que a pequeña escala debe concretarse no solo en cada Estado sino en cada ciudad, barrio e institución que trabaje día a día con ellos.

Por último, me gustaría destacar los objetivos del milenio la UE tiene como meta para el 2020 reducirla mortalidad infantil y lograr la enseñanza universal para la infancia. Aún así, no recalca muchos otros aspectos en materia de protección que todavía genera problemas graves en varios países como la magnitud que hoy en día sigue teniendo el maltrato a la infancia a nivel familiar como institucional.

Todos los países deben unirse y ser estrictos en el cumplimiento de las legislaciones así
como estar atentos a las nuevas demandas de los menores que están en constante cambio.

Durante este periodo de tiempo, varios profesionales de distintos ámbitos han seguido
investigando y reflexionando sobre los riesgos que van apareciendo en las nuevas
sociedades. Los convenios internacionales deben ser la base para las normativas estatales y autonómicas pues son las primeras las que van a poder precipitar la creación de legislaciones a nivel micro de manera más operativa.

Referencias:
Asamblea General de las Naciones Unidas. (1959). Declaración de los derechos del niño.
Recuperado de
https://www.observatoriodelainfancia.es/ficherosoia/documentos/33_d_DeclaracionDerechos
Nino.pdf

Comments (0)

Post a Comment