Single Blog

ABRIENDO UNA VENTANA AL PROYECTO «TE MERECES UNA SONRISA»

Katherine De la Cruz

El recurso de la clínica dental social que la ASOCIACIÓN CULTURAS UNIDAS ofrece, se ha convertido uno de los recursos más solicitados en nuestra institución, ya que ha ido creciendo a través de los años gracias al buen trabajo que se está desarrollando entre todo el equipo de culturas unidas, así como el gran trabajo de colaboración que venimos desarrollando con las trabajadoras sociales, centro de salud, fundaciones, ONG y asociaciones.

Es un elemento necesario para muchas familias vulnerables que no cuentan con las posibilidades de acceder a los servicios de un odontólogo puesto que esto supone unos precios muy elevados que dichas familias no pueden permitirse y por tanto cubrir esa necesidad ya que su situación económica es precaria, pensando en todo esto, se desarrolla el proyecto “TE MERECES UNA SONRISA” que va dirigido a familias vulnerables, brindándoles un medio al cual puedan acceder las familias más necesitadas con intervenciones concretas y realizando acciones de prevención enseñándoles la importancia de la higiene bucal, puesto que nuestro proyecto no solo está dirigido a realizar tratamientos básicos, sino también en el desarrollo de talleres de sensibilización, (hábitos alimenticios, técnicas de cepillado, enfermedades bucales, prevención de caries, etc.), para reducir la tasa de enfermedades bucodentales.

Se desarrolla material de sensibilización con todos los temas antes mencionados que hacemos llegar a los beneficiarios del proyecto para que así se vayan concienciando de la importancia que tiene nuestra salud bucal.
Nuestro objetivo es darles una buena atención cercana y familiar desde el primer contacto hasta que terminen su tratamiento, además de hacer un seguimiento continuo para que las familias no se sientas desprotegidas y puedan terminar su tratamiento con éxito.

Otro objetivo es que los niños pierdan el miedo a los odontólogos, transmitiendo a sus familiares una experiencia positiva y no traumática, con nuestros adultos es transmitirles lo importante que es una higiene bucal y las consecuencias que acarrean al no tenerlas (enfermedades bucales, perdida de dientes, etc.), a nuestra clínica social han llegado muchos adultos con varias piezas faltantes o sin ninguna pieza dental, y a consecuencia de eso dejaron de sonreír.

Entre todos los casos que se presentan en el marco de este proyecto queremos resaltar dos casos que fueron muy satisfactorios para nuestro trabajo.

Caso 1: Una niña acudió a nuestra clínica con mucho dolor, y como es natural en los niños tenía miedo de entrar en la clínica y hacerse tratar, cuando conoció a la doctora le preguntó que, si le iba a doler y la doctora respondió que no, que se relajara y que no pensara en el dolor, que ella se encargaría de quitar esos bichitos que le estaban ocasionando ese malestar en la boca. Efectivamente la niña confió en la doctora que se mostró amable y con trato delicado, no se enteró de dicho tratamiento que se le realizo y cuando termino dijo: ya está, que rápido¡ y no me dolió nada!, días después la niña entro sonriendo, le dijo a la doctora que ya no le dolía la muela y que a diario se estaba cepillando los dientes ”.

Caso 2: Un adulto llego todo temeroso, tenso y con una expresión que reflejaba tristeza, el caso es que la doctora le dijo: pase y cuénteme que le sucede él le conto que llevaba mucho tiempo sin sonreír a causa de la falta de las piezas dentales en su boca, la doctora le dijo que eso tenía solución, se empezó el tratamiento y las veces que acudía a la clínica se le notaba una actitud más relajada y de confianza. Al final del tratamiento se le entrego la prótesis y la doctora le dijo: “ves que bien ha quedado tus dientes, ahora si regálame una sonrisa” y el viendo el cambio en su rostro volvió a sonreír, se fue agradecido y dijo que la doctora tenía razón: he vuelto a sonreír.

Estos son los casos que se quedaran grabados en nuestra memoria lo bonito y gratificante que es desarrollar este proyecto al ver a las familias lo agradecidas y contentas que se marchan con una sonrisa y esta es la razón por la cual nuestro trabajo nos llena de satisfacción,
No hay mejor nombre para nuestro proyecto TE MERECES UNA SONRISA, porque sí, todos nos merecemos una sonrisa sin importar género, cultura, ideología y la condición social, porque todos tenemos derecho a sonreír.

Comments (0)

Post a Comment