Single Blog

Culturas Unidas Mensajes al futuro

Culturas Unidas mensajes al futuro

Felipe Damasceno Silva

En la sociedad actual, la mayoría de las familias, priorizan procurar una herencia económica que facilite el bienestar de sus hijos/as olvidando, en muchos casos, que los niños aprenden y construyen su personalidad a través de los gestos, palabras y ejemplos que perciben en su entorno. “El verdadero legado, empieza en vida” Zumárraga, L. (2018).

La formación en valores es un aprendizaje continuo que debe trabajarse durante toda la vida transmitiéndose de generación a generación.Nos encontramos ante la incertidumbre que provoca el desconocimiento de lo que está por venir y el mundo en el que vivirán las generaciones futuras, pero en lugar de preocuparnos por ello, debemos atender el problema y esforzarnos con acciones reales, para transmitir a los más jóvenes una adecuada educación en valores.

Este proceso no es sencillo, pero si necesario y es, el ejemplo, la herramienta que mejor funciona, puesto que los niños y niñas aprenden por imitación y el comportamiento de los familiares y de las personas cercanas se convierte en un modelo de conducta, aún sin pretenderlo. La ejemplaridad de las acciones tiene una gran repercusión sobre ellos, debemos mostrar ejemplo en tolerancia, en respeto por los demás, en responsabilidad con nuestros deberes y obligaciones; ejemplo en libertad, en honestidad y en igualdad.

«Eduquemos a las futuras generaciones en el respeto. Enseñémosles que nadie está en posesión de la verdad absoluta. Que cada animal, cada planta, cada objeto y cada ser humano merecen el respeto debido. Que nadie es más que nadie, ni menos que nadie. Que nuestras ideas no son mejores ni peores, simplemente son las nuestras. Que nuestra religión no es mejor ni peor, simplemente son nuestras creencias. Que nuestro color no es símbolo de nada importante, solo una reacción de la melanina en nuestra piel. Que nuestro sexo no hace que seamos ciudadanos de primera o de segunda. Y, sobre todo, enseñémosles a respetar a quien no piense así. (…)». Torcillo, F. (2013)

ENLACE AL VIDEO

Comments (0)

Post a Comment