Single Blog

La pandemia agrava la brecha educativa.

La pandemia agrava la brecha educativa.

María Casco Casas

El estar en estado de alarma, y estar encerrados/as en casa no tiene las mismas repercusiones en todas las unidades familiares. Aquellas que tienen menos recursos y menor cantidad de dispositivos tecnológicos gestionan de peor manera el estrés que conlleva esta situación.

Muchas familias formadas por varios hijos e hijas se han encontrado en esta cuarentena sin tener material pedagógico más allá de un folio y siendo incapaces de mantener una rutina académica con sus respectivos hijos/as, a lo que se suma el no tener conexión a internet o no poseer tan siquiera un móvil o un ordenador en sus domicilios. Varias familias han revelado en diferentes medios el nerviosismo con el que han visto a sus hijos e hijas por la situación hasta que han podido salir a la calle para desfogar.

Esta pandemia saca a flote y nos muestra que aquellas familias con una situación económica mas precaria tienen menor capacidad para llevar situaciones de crisis como la que muchas familias viven actualmente agravándose con la pandemia, y que se suma a otros problemas como el llegar a fin de mes y poder pagar el alquiler de sus viviendas.

Podríamos decir que esto son factores que tienen repercusiones en los y las menores de manera directa en su rendimiento académico. El haber virtualizado la educación influye por tanto en el rendimiento escolar. Confirmando también que una de las cosas que también nos deja esta pandemia son las desigualdades otra grave enfermedad a la que se enfrentan muchas personas, ya que no todas tienen el mismo acceso a una educación virtual.

La educación virtual al estar en casa depende también del trabajo que hacen las madres y padres al ayudarles en hacer los deberes, y hay que tener en cuenta que no todos/as los familiares tienen un nivel educativo como el de los/las profesores para poder ayudar a sus hijos e hijas en las tareas educativas. Según nos muestra El País las familias desfavorecidas han perdido el equivalente a 4-5 meses de colegio al no tener las mismas oportunidades de acceso en esta nueva forma de educación escolar.

En mi opinión basada en mi experiencia con personas que se encuentran en exclusión social, creo que desde el principio que surge esta situación se debería dar facilidades a las familias que se encuentran en esta situación y una ayuda más rápida, es cierto que muchas asociaciones se han volcado en facilitar dispositivos como ordenadores y la facilitación de internet ¿ Pero cuando llega esa ayuda? ¿Y llega a todas las familias? Es una situación nueva y a todos/as los trabajadores no está costando adaptarnos a ella, pero tendremos que salir mas fortalecidos que nunca y mejorar el trabajo en red para que nuestra respuesta sea más rápida, y así conseguir que los/las menores y sus familiares tenga el mismo material que el de las familias más favorecidas.

Bibliografía
Torres,M.A.(27 de marzo de 2020) La epidemia agrava la brecha educativa: las familias con menos recursos gestionan peor el estrés. El País. Recuperado de https://elpais.com/sociedad/2020-03-26/la-epidemia-agrava-la-brecha-educativa-las-familias-con-menos-recursos-gestionan-peor-el-estres.html

Comments (0)

Post a Comment